11 reflexiones para enfrentar la manía de querer tener todo bajo control

tener todo bajo control

tener todo bajo control

Resumen: ¿Eres de las personas que constantemente busca tener todo bajo control? Existe un beneficio que ganas por este comportamiento, pero también existe un alto precio que estás pagando por esta “manía”. Te doy 11 tips para enfrentarla.

  • ¿Te observas siendo muy detallista?
  • ¿Te consideras una persona demasiado perfeccionista?
  • ¿Te gusta tomar siempre las decisiones?
  • ¿Te cuesta escuchar?
  • ¿Te enojas con facilidad?
  • ¿Te incordia escuchar ideas de otros que no se condicen con las tuyas?
  • ¿Te observas criticando a otras personas o entidades externas?
  • ¿Te “gusta” tener el control de todo?

La costumbre de “tener todo bajo control” puede que te brinde un beneficio aparente, que es el pensar que al tener todo bajo control, estas controlando no cometer errores, que todo esté en “su sitio”. Te afectaría sobremanera la posibilidad de equivocarte y/o de que los resultados no salgan como tú esperas, con todas las consecuencias que ello implica. Podemos decir que uno de los lados ocultos de esta conducta de tener todo bajo control es la inseguridad.

Planificar, prepararse, estar “en tema”, encargarse con responsabilidad de los asuntos, ser precavidos; resultan acciones positivas si se traducen en una conducta que apoya el logro de tus propósitos y tu diario vivir. Pero cuando el querer tener todo bajo control se convierte en una “manía”, pagas un alto precio

  • ser intolerante a las fallas y errores que pudieran surgir,
  • vives pensando en el resultado y no disfrutas del proceso,
  • no te dejas llevar por el fluir natural de la vida,
  • puedes llegar a distanciarte de amistades y seres queridos por tu exigencia y demanda desmedida,
  • te sientes frustrado,
  • vives en la preocupación,
  • te sientes tenso, contracturado,
  • te sientes ansioso,
  • sientes resentimiento por si algo ocurre que no se encontraba en tus planes o por si alguien expresa o hace “cosas” que no se encontraban en tu visión de cómo las cosas “tendrían” que ser o hacerse,
  • te enfermas,
  • etc.

Creo importante ofrecerte las siguientes reflexiones que nacen de mi ser para ayudarte a hacerle frente la mala  costumbre de tener todo bajo control…

Supera el querer tener todo bajo control 1 – No malgastes tu energía queriendo controlar decisiones y acciones de otros o algo externo que tú no puedes cambiar.

Siempre existirán variables externas sobre las que tú no tendrás control. Identifica cuáles son esas variables o factores sobre los que tú no tendrás control y acéptalos como facticidad de la vida. Esto hará que la paz vuelva a ti, porque no estarás luchando contra lo que no puedes cambiar.

Supera el querer tener todo bajo control 2 – En cada situación que vivas, enfócate en lo que tú sí puedes tener control.

Reconoce hasta dónde puedes llegar tú, haz tu parte lo mejor posible. Tú sólo puedes ocuparte de lo que sí tienes control, no de todo ni de todos.

Supera el querer tener todo bajo control 3 - Identifica y reconoce tus miedos y enfréntalos.

Trabájalos comprendiendo cuáles son los mensajes ocultos que traen a tu vida. Traspasando tus miedos encontrarás nuevas posibilidades de vivir en armonía y en consonancia con tus propósitos más importantes.

Supera el querer tener todo bajo control 4 - Cambia tu conversación interna; deja de pensar en que quieres hacer todo perfecto.

No te concentres en lo que falta, en el error, en lo que está mal; sino pon tu atención en hacerlo perfectible de mejorar: haz lo mejor que puedes con lo que tienes (a esto es lo que llamamos, excelencia).

Supera el querer tener todo bajo control 5 – Déjate llevar, fluye con los acontecimientos.

Déjate sorprender por el Universo. Haz que las cosas pasen, pero acepta que hay una fuerza universal que acomoda todo armoniosamente a pesar de que tú quieras forzar que algo ocurra de determinada manera. La inteligencia divina tiene su propósito y con el tiempo podrás darte cuenta que todos los puntos del pasado con el futuro conectan entre sí por una válida razón.

Supera el querer tener todo bajo control 6 – Permítete equivocarte.

Los errores que pudieras cometer, o los resultados que no quieres que así ocurran, no son malos. En lugar de llamarlos errores, llámalos espacios para aprender. Observa tus errores y resultados no esperados como lo que son: maestros que te ayudan en el camino de tu evolución como ser humano y te brindan una excelente retroalimentación para afinar tu puntería y dar en el blanco las próximas veces.

Supera el querer tener todo bajo control 7 – Relájate, respira cuando lo necesites, vuelve a tu centro.

Si te mantienes en la conducta de querer tener todo bajo control, estarás contracturado, preocupado, nervioso y todo eso repercutirá tarde o temprano, en menor o mayor grado, en tu cuerpo físico con la aparición de enfermedades. ¡Cuida tu mente! Cuidando tus pensamientos, cuidarás tus emociones y por ende, tu cuerpo se verá beneficiado y continuará transportándote a donde quieras.

Supera el querer tener todo bajo control 8 – Haz lo que te propones hacer y “entrégalo al Universo”. Confía en esa energía superior, Dios, Universo, fuerza interior o como tú le llames o cómo sea que eso tan grande signifique para ti. Da un paso, luego “escucha” las señales, toma conciencia si estás en el camino correcto o si te estás desviando. Corrije tu marcha si es necesario.

Supera el querer tener todo bajo control 9 -Ten confianza en que las personas no te desaprobarán si sueltas el control y permites que la vida fluya.

Dales a ellos la oportunidad también de que se ocupen de los espacios y asuntos que le son propios. Ayúdales a crecer creciendo tú. Permíteles ser responsables de su propia vida. Y si sientes que alguien desaprueba tu cambio, pues es un problema de esa persona. Si te quiere bien te comprenderá, si no, que siga su rumbo aunque duela. Tú te mereces lo mejor.

Supera el querer tener todo bajo control 10 – Reconócete, valórate, acéptate con tus “bichos” y tus “mieles”.

Cuanto más trabajes en la aceptación y reconocimiento de quien eres, lograrás mayor seguridad en tí mismo y aceptarás a los demás con sus defectos y virtudes, además de aceptar cualquier cosa que detectes que no puedes cambiar para concentrarte en lo que sí puedes, reemplazando el resentimiento por las ganas y entusiasmo. Si te aceptas a ti mismo como eres, ensalzando y potenciando tus fortalezas, comprenderás que nadie ni nada es perfecto y te sentirás más liviano para vivir y crear lo que deseas en tu vida.

Supera el querer tener todo bajo control 11 - Manténte al “acecho” de ti mismo.

Cuando te observes queriendo tener todo bajo control, para tu marcha un momento; reflexiona y piensa que el único autocontrol que necesitas es el de tus pensamientos. Allí es donde tienes que influir para dirigir tus emociones y acciones hacia los resultados que tú desees, haciendo uso de lo mejor que puedes de ti mismo y de lo externo en pos de tus propósitos.

Y aquí están mi amado lector, 11 reflexiones que te ayudarán a enfrentar la costumbre de tener todo bajo control.

Espero que las apliques en tu vida y me cuentes cómo han impactado en ti. Y antes de irme quiero regalarte las siguientes preguntas…

tener todo bajo control

¿Te he dado valor con este artículo? Tu opinión es MUY IMPORTANTE para mí. Comparte conmigo lo que sientes, déjame abajo tu comentario :)

Y además, comparte estos consejos con tu gente para ayudarlos a reINgenierizar su vida hacia lo que quieran ser, hacer y tener!

¡Oprime los botones aquí abajo de Facebook, Twitter y Google+ para correr la voz!

¡Todos nos merecemos tener una vida feliz! :D

 

Por una vida al máximo con abundancia, bienestar y en libertad...
Firma

¿Cómo ha impactado en ti este artículo? ¡Déjame tu opinión!

Hay 24 Comentarios

  1. Maria José dice:

    Excelente Ana, gracias por tus palabras, me llegaron muy de cerca en el momento justo. Aprecio mucho tu claridad, la manera de exponerlo y el cariño que hay detrás al escribirlo. Gracias denuevo,
    María José.

  2. Muriel dice:

    Me gusta todo lo que he leído, y las interpretaciones que cada uno tiene, condicionado por su realidad.
    En mi caso, encontré ésta página, al escribir en el buscador …”querer hacer siempre todo bien”… Noto que muchos de Ustedes hacen referencia a “querer hacer todo bien” respecto a una relación amorosa, pero lo mío es más amplio… es la vida toda. Desde que nací, sentí que debía hacer todo correcto (que para mí era hacerlo bien). Desde niña me esforcé sobremanera, para no hacer nada mal, ó equivocado. Mis Padres de esta manera, muchas veces ignoraban mi presencia, porque no interrumpía sus conversaciones, hacía las tareas de la casa, cumplía con mis responsabilidades, y aliviaba (dentro de mis posibilidades) las tareas de los que me rodeaban. Por supuesto que, sumado a mi laborioso silencio, se sumaba el cumplimiento de los mandatos que recibía de parte de mis Padres.
    En síntesis, siempre traté de hacer lo que correspondía, cuando corespondía, y más. TODO por AMOR, si, así lo sentía, y lo siento yo. Lamentablemente a mis 39 años, descubro que debo enfrentar la vida, tanto como madre, en lo laboral, con amistades, y me doy cuanta que mis herramientas son utópicas. Veo que la vida corre en otra sintonía, y me angustio por no poder subirme a ése tren, que vá tan rápido. En el tren de la vida, nadie me mira, quizás alguno se detiene a observarme, y pretende ayudarme, pero nadie se baja un ni un segundo, todos siguen.
    Y pensar que yo hice tanto, tanto… por quien se acercara a mí necesitado, con amor. Ahora me surge una necesidad, y me cuesta superarla, pero no encuentro la solución en mí,
    No juzgo a nadie, sólo cuento mi historia, y cómo es mi actual realidad, y cómo descubro a ésta altura de mi vida conflictos, que no se solucionan con sólo “querer hacer siempre todo bien”….
    Un gran saludo para todos, y mis deseos de felicidad.

  3. Iván dice:

    Si,muy importante, siempre fui muy obsesivo y supersticioso, me cierro mucho en mi y me la paso pensando, ahora entiendo que debo tranquilizarme y dejar que las cosas fluyan, me acepto como soy, y entiendo que la perfección no existe. Ahora entiendo de que me puedo equivocar!

  4. Graciela dice:

    Ana: cómo es el universo de sabio! Ayer en mi terapia tocamos el tema del control! Y por casualidad entré en este sitio y no hizo más que reforzar lo que surgió en la sesión.
    Gracias, gracias, gracias, seguiré leyendo tus recomendaciones y te mantendré al tanto de mis progresos.
    Besos, Graciela

  5. guillermo dice:

    Ana Gracias por este excelente articulo, me siento totalmente identificado con ese tipo de persona que describes y tratando de controlar todo, tanto a nivel familiar como laboral, esto me trae mucho stress, y preocupaciones excesivas, no dejo jamas fluir, es mas, no conocia el sentido de dejar fluir las cosas, entregarte cuando no son cosas por la que podamos hacer algo, confiar y aceptarme tal como soy. el mayor problema es que critico a otros que tratar de controlar todo como familiares y gente de la oficina y no me veo yo mismo, que realmente tengo este problema, una vez mas mil gracias y espero me sirva para cambiar

  6. marco flores dice:

    Muy buen articulo, la verdad es que deberiamos irnos acostumbrando en la sociedad ha hacer mas publicos estos temas e incluir el coaching como materia desde el bachillerato no crees?… lo que comentaba en mi face sobre el articulo es que planteas preguntas que deberiamos hacernos a nosotros mismos y comunmente no nos hacemos por que no nos enseñaron a preguntar si no ha dar respuestas… estas nos hacian mas eficaces, mas listos.. si pero tambien menos felices y mas neuroticos…

  7. Anónimo dice:

    […] Fuente: Ana Cecilia Vera   […]

  8. Teresa dice:

    Son las 7 de la manana, gratisimo tu mensaje para mi resulta estimulante. Es la bateria que recargue para iniciar este hermoso dia…arrancamos. Gracias.

    • ¡Qué bien me ha venido este artículo, Anita! En algunas cosas me reconozco hinchapelotas, por decirlo en criollo. Pero gracias a Dios, no en todos los órdenes de mi vida. Es en el trabajo donde más se nota, y aunque me doy cuenta de que pierdo muchísimo tiempo en verificar hasta el último detalle todavía no he logrado controlar del todo esta manía. Con estas estrategias me será más fácil centrarme en lo que sí puedo controlar, y dejar que el resto fluya, como decís vos. Un abrazo de oso panda. tierno y agradecido. GRA.

  9. ASUNTO dice:

    ME GUSTO CUANDO COMENTASTE QUE IVAS A RETOMAR TUS COLASES DE YOGA TE APOYO Y FUERZA YO TAMBIEN FUI YOGA CASI SEIS AÑOS CUANDO TENIA 16 A 22AÑOS TENIA MIS PEQUEÑOS INICIADOS FUI PROFESOR DE EJERCICIOS PSICOFISICOS.
    UN ABRAZOTE.
    SALUDOS.
    ASPACHA.

  10. Monica dice:

    Muy bueno el articulo Ana!!!, y muchas gracias por tus consejos que me facilitan una vida mejor!!!!!

  11. Analia dice:

    Hola Ana: con esta “mania” no me siento identificada, pero convivo con una persona si la tiene , y no sabés lo irritante y/o frustrante que llega a ser, ya que a otro (o sea a mi) lo hace sentir como que “no sirve para nada” o hace “todo mal”. Ya he aprendido a que no me afecte; muchas veces gracias a tus artículos. Un beso y gracias por todo.

  12. lurdes vigor dice:

    Hóla Ani, me ha encantado tú artículo, la verdad es que a veces cuesta verse a uno mismo en éste rol de controlador y pienso qué sólo dándonos cuenta de ello lo podremos variar ya que es muy importante él poder flexibilizar y apoyarnos en nuestras fortalezas y en lo que verdaderamente está en nuestras manos, besitos y sigue siendo tan maravillosa a ver si se nos pega algo de tu forma tan libre de vivir.Salud para ti y los tuyos.

  13. analia neme dice:

    hola… me gusta mucho leer los articulos pero a veces no tengo tiempo por que posta que gasto muchas energias en “querer tener todo bajo control” y luego cuando algo va mal.. !!!!!!!! pero bueno modificare mi conducta :) gracias cecilia :)

  14. Raquel dice:

    Muchas gracias por el artículo Ana. Cuanta razón tienes. Me siento tal y como describes, contracturada todo el día, exigiéndome continuamente hasta el último minuto…buscando el control de todo, la perfección. Realmente, necesitamos desconectar, ya que no se puede vivir así. Me han gustado mucho tus consejos, y tienes toda la razón respecto a que una no se puede hacer cargo de todo ni de todos. Quizás ese sea mi primer gran fallo…me guardo tus reflexiones para leerlas cada día, para que me recuerden los limites que no tengo que traspasar. Porque llega el día en el que te das cuenta que los demás van a la suya sin preocuparse por nada ni por nadie, y te sientes frustrada y desmotivada. Y aunque duela, hay que levantarse y seguir… Un beso.

    • Gracias Raquel por compartir.
      Lo revelador aquí es que muchas veces queriendo tener el control de todo, nos desconectamos de nuestra esencia. Entonces la clave es volver a nosotros mismos cada vez que veamos que nos desviamos del buen camino.
      Un abrazo!
      Ana

  15. maria dice:

    Excelente articulo , es cierto uno se desgasta mucho tratando de controlar todo, a partir de este momento pondre en practica esta reflexion, muchas gracias……..Felicidades

  16. adrian dice:

    ESTUPENDO ARTICULO, HAS ATINADO EN EL CLAVO RESPECTO A ESTE ARTICULO, ME SIENTO IDENTIFICADO CON EL Y AHORA GRACIAS A TUS COMENTARIOS SE CUAL ES EL CAMINO A SEGUIR, MUCHAS GRACIAS ANI!!!

  17. Patricia dice:

    Interesnte artículo, lo tendré en cuenta en mi cotidianidad, aunque no es fácil, considero que el identificar cuando esté queriendo tener control y actuar partiendo de centrarnme a partir de la respiración, como lo planteas puede ser un camino para mejorar. Siento llega en un momento oportuna en mi vida. Gracias Ana.

  18. Patricia Nieto dice:

    ¡¡Buenísimo el artículo, Ana!!! comienzo a poner en práctica, resignificar mis errores y fluiiiiiiiiiirrrr….:)

Escribe un comentario

¿Quieres publicar alguno de los artículos y herramientas de Ana en tu blog o sitio web?

Tienes todo su permiso para hacerlo, sólo con la condición excluyente de que incluyas el siguiente texto al final del mismo con un enlace "cliqueable" hacia su sitio web:

Sobre la autora:
Ana Cecilia Vera es La Primera Coach especializada en ReINgeniería de vida. Ayuda a profesionales con espíritu emprendedor a descubrir su potencial y propósito, crear un trabajo que les apasione e impulsar sus emprendimientos propios para disfrutar un estilo de vida de autenticidad y libertad. Su Boletín "ReINgenieríza-te" llega a miles de suscriptores semana a semana. Si estás list@ para crear algo grande para tu vida y comenzar a disfrutarla al máximo, reclama TU Reporte G.R.A.T.I.S. en http://www.hacialoquequierasser.com


Los SECRETOS Para Crear Un Estilo de Vida de Abundancia, Pasión y Libertad